Bélgica es un país de Europa Occidental conocido por sus ciudades medievales, su arquitectura renacentista y las sedes centrales de la Unión Europea y la OTAN. El país tiene regiones características, como Flandes en el norte, de habla neerlandesa, Valona en el sur, de habla francesa, y una comunidad de habla alemana en el este. La capital bilingüe, Bruselas, tiene casas consistoriales adornadas en el Gran Palacio y elegantes edificios art-nouveau.

Lugares que no te debes perder

Bruselas

Bruselas es mucho a la vez. Es el centro: la Plaza Mayor con el ayuntamiento gótico y las impresionantes Galerías de San Huberto con los mejores chocolateros del país. Y son los barrios con tiendas de lujo, los barrios populares multiculturales, los barrios señoriales llenos de arquitectura art nouveau y los pulmones verdes como el Parque del Cincuentenario. Descubrirás la abundancia culinaria en los innumerables bares y restaurantes, y la abundancia cultural en los más de 100 museos. Bruselas es todo en uno.

Brujas

Solo podrás decir que has visto Brujas realmente cuando hayas visitado los puntos clásicos. Desde el Rozenhoedkaai y la Plaza Mayor, pasando por el Lago del amor y los canales hasta el Beaterio, las Casas de Caridad y mucho más. Lugares icónicos que determinan el aspecto de la ciudad y que hechizan al instante. En algunas ocasiones son de siglos de antigüedad, en otras radiantemente jóvenes, pero siempre de lo más impresionante. Por tanto ¡no pueden faltar en tu lista!

Gante

En medio siglo, la ruda ciudad industrial de Gante se ha convertido en uno de los secretos mejor guardados de Europa. En la actualidad, el pasado fabril ha dado paso a una dinámica onda gracias a la energía de las mentes creativas y el puerto. Hay una gran variedad de bares, restaurantes y casas de cultura. Con el MSK, el SMAK y el STAM, Gante cuenta con un impresionante barrio museístico. Y el festival urbano Gentse Feesten que dura diez días, es inigualable. Gante es un secreto que vale la pena descubrir.

Amberes

Viajeros comerciales, artistas, fashionistas, comerciantes de diamantes… todavía se sienten aquí como pez en el agua. Amberes tiende un puente entre la grandeza de antaño y la dinámica de la vida urbana. La Plaza Mayor y la catedral, las orillas del Escalda y las calles adoquinadas van de la mano de una animada vida nocturna, galerías y palacios de arte. La Casa Museo Rubens, el Museo Plantin-Moretus, el Museo Real de Bellas Artes de Amberes (KMSKA), el Museo de Arte Contemporáneo (M HKA)… En Amberes, todo es posible siempre que tenga resplandor.